Image default
Cultura Viajes

Tenancingo de degollado, la tierra del rebozo

Ubicada a una hora y media de la Ciudad de México y a tan sólo 45 minutos de la ciudad de Toluca, Tenancingo ofrece a sus visitantes aventura, mercados coloridos y platillos que sólo podrás encontrar en esta región del país.

Tenancingo de degollado.
Inmersa en un valle y a un costado de un cerro se encuentra Tenancingo de Degollado uno de los atractivos que se pueden encontrar al sur del estado de México. Conocida también como La estrella del sur, al ser un centro comercial importante de la región para el comercio y la floricultura.

La ciudad
Ubicada a una hora y media de la Ciudad de México y a tan sólo 45 minutos de la ciudad de Toluca, Tenancingo ofrece a sus visitantes aventura, mercados coloridos y platillos que sólo podrás encontrar en esta región del país.


Al llegar a Tenancingo lo primero que uno ve es el monumento de Cristo Rey el cual se ubica en la cima del cerro de las tres marías, para subir se tiene que acceder por la iglesia del calvario y ascender por unas 1200 escaleras en total aproximadamente, un reto que es común entre deportistas y fieles.

Principales atractivos
Esta escultura de 30 metros de altura fue edificada en el año de 1985 y el diseño de la construcción estuvo a cargo del arquitecto Héctor Morett Manjares, mientras que la figura fue elaborada por el escultor Juan Ramírez. Este proyecto fue planeado unos años antes desde el 1979, cuando se realizaron los caminos para transportar los materiales hacia la cima.
Desde las alturas es posible admirar todo el valle que rodea a Tenancingo, la ciudad, así como los invernaderos de flores que abundan en la zona.

El mercado de flores
El mercado de las flores en Tenancingo es una referencia obligada si visitas la ciudad. Llamado también mercado de flores Xochiquétzal es uno de los más grandes e importantes de la región. En el encontrarás flores como las gerberas, diferentes variedades de rosas, lilis, ave de paraíso, alstroemerias, star gazer, tulipanes, margaritas, girasoles entre muchas otras. Ahí se comercializan diversas variedades de flores que incluso son exportadas a otros países.

Iglesias y lugares de interés
En el centro de Tenancingo podrás encontrar la plaza jardín que es la plaza principal y está a un costado de la cabecera municipal y la Parroquia de San Francisco de Asís.

Esta última data del siglo XVI, en su interior se encuentra el camarín de la virgen, una pequeña estancia que resguarda la imagen de la Virgen Reina del Santísimo Rosario, que fue traída desde las Filipinas en el Siglo XVII, de igual manera también podrás encontrar en la estancia varias piezas de arte sacro en donde se narra la historia de la virgen maría.

En dicha parroquia se llevan a cabo diversas festividades como la de la Inmaculada Concepción el día 8 de diciembre o la fiesta dedicada a San Francisco de Asís el día 4 de octubre.

El calvario
A unas calles de la plaza principal se encuentra la catedral de San Clemente, antes conocida como “El calvario” y tiene más de 200 años de antigüedad.

En sus principios fue una ermita por la cual pasaban los arrieros que transportaban oro y plata de las minas de guerrero. En la catedral se admira a la virgen de los dolores.


Tenancingo es un lugar de tradiciones y es conocida por tener una tan arraigada como la elaboración de rebozos, que datan de la época colonial y que con el paso de los años esta tradición ha pasado de generación en generación hasta convertirse en un día festivo que toma lugar un fin de semana antes del 15 de septiembre, en donde artesanos de la región muestran cómo utilizan los telares de cintura para fabricar dicha prenda y exhiben sus mejores diseños.

¿Qué comer en Tenancingo?
Un atractivo poco conocido de Tenancingo es su mercado municipal, en donde se guarda el mejor secreto de esta ciudad, el taco de Obispo, o antiguamente conocido como relleno de sesos. Recibe su nombre de taco de obispo porque se consideraba un platillo digno para un obispo por su exquisito sabor, aunque también se cuenta que se le dio este nombre especialmente para complacer al obispo que visitaba de manera regular la ciudad a mediados del siglo XX. Elaborado principalmente con carne molida de cerdo, chile manzano y epazote, esta delicia local se vende en el corredor de comida del mercado.


Ahí te recomendamos probar cualquiera de los puestos en donde lo venden, pero si quieres nuestro consejo acércate con la Güera, en su puesto llamado “la ideal de la güera” de su propietaria “la güera” quien te complacerá con unos tacos bien servidos que normalmente vienen en doble tortilla y con una considerable porción de obispo, los puedes acompañar con la variedad de salsas que se ofrecen principalmente la de chile manzano (amarilla). En este local se ofrecen diferentes tacos, como carnitas, sesos y los estelares el taco de obispo que viene en dos presentaciones, dulce que adiciona almendras, piñones y frutas secas como pasas y el tradicional obispo salado que es un poco más picante y sin las anteriores.


También suele prepararse de manera especial de dos maneras a base de pollo o de cerdo, pero cocinado en horno de tierra y las podrás encontrar en el tianguis que se ponen de jueves a domingo o en la feria tradicional del obispo que se organiza desde el 2004 y que se celebra a mediados de Julio


Parque nacional Desierto del Carmen
A tan solo cinco kilómetros del centro de la ciudad encontrarás el Parque nacional “Desierto del Carmen”, declarado así desde el año de 1942. En el parque te puedes adentrar por caminos y senderos para practicar senderismo, bicicleta de montaña o simplemente disfrutar del contacto de la naturaleza entre bosques de pinos, encinos, eucaliptos y setos de cedros entre los más comunes de la zona, de igual manera es hábitat de animales como el ratón de campo, la musaraña, el murciélago, zorrillo, halcón, lechuza, búho, salamandra entre muchas otras especies.
Dentro del parque se encuentra el convento Desierto del Carmen o bien también llamado Santo desierto, el cual data del siglo XVIII y fue construido por la orden de los Carmelitas Descalzos.

Hoy en día considerado patrimonio cultural histórico y religioso de la entidad. El convento cuenta con cinco balcones (Balcón del Diablo, San Miguel, San Elías, Peña Colorada y balcón Tenancingo) desde ellos podrás admirar la vista escénica que ofrecen hacia los valles de Tenancingo y Malinalco.


Parque Hermenegildo Galeana

Otro de los atractivos naturales que ofrece Tenancingo es el Parque Hermenegildo Galeana, el cual es ideal si lo que buscas es realizar actividades en contacto con la naturaleza, como practicar caminatas o realizar ciclismo de montaña entre sus senderos, de igual manera hay diferentes lugares que son ideales para acampar.

También hay un recorrido de poco mas de 50 minutos entre un bosque húmedo y riachuelos que te anticipan la famosa caída de agua llamada Salto de Santa Ana, una cascada de treinta metros de altura que hace que la caminata haya valido la pena. Ahí te podrás refrescar en sus cristalinas aguas, eso sí, solo si el clima lo permite, debido a que es una zona húmeda y templada.


Por último, te recomendamos visitar el sitio arqueológico de Acatzingo, un asentamiento prehispánico en donde podrás encontrar murales, códices y algunas esculturas talladas en piedra.

Noticias similares

Sitio de noticias y reportajes